Loading...

12 razones por las que tu alojamiento rural elegiría tener web propia

Portada / Blog / Diseño web / 12 razones por las que tu alojamiento rural elegiría tener web propia

La experiencia del viajero empieza frente a su ordenador, tablet o móvil, en el momento en el que decide cuál será su próximo destino, dónde se va a hospedar, qué quiere ver o hacer. Si lo que está buscando es un alojamiento rural, una casa u hotel con encanto o una experiencia auténtica lejos de franquicias, cadenas y logos conocidos, nuestra oferta debe de responder a sus deseos.

Los alojamientos rurales pueden competir con el resto de oferta hotelera en todos los ámbitos que se nos ocurran: precio, calidad, lujo, servicios, número de habitaciones, gastronomía… Pero cuando pensamos en una casa u hotel rural tenemos otra cosa en mente, tenemos una idea del tipo de vacaciones y de estancia que queremos: auténtica, con raíces, con un aire un tanto rústico, ecológica y cercana a la tierra. Un alojamiento para desconectar, relajarse, olvidarse del estrés y de la ciudad.

Nuestro alojamiento debe de transmitir todas estas características esperadas. Y nuestra web propia también.

¿Cómo ha de ser una buena web de un alojamiento rural?

Al igual que en tu alojamiento rural, en la página web cada detalle es importante y debe de ser cuidado y tenido en cuenta.

  • Una imagen vale más que mil palabras

La mayoría de los viajeros se decide por una casa rural u otra por la localización, el precio y las fotografías que le enseñan que es lo que se va a encontrar cuando llegue. De ahí que sea muy importante tener en nuestra web imágenes de calidad, bien encuadradas e iluminadas.

Las fotografías deben de ocupar gran parte de la página. Cuanto más profesionales sean, mejor, ya que queremos que los visitantes de nuestra web se hagan una idea exacta de lo que se van a encontrar. La experiencia en nuestra casa rural empieza online.

Un consejo: rota las imágenes de vez en cuando; presenta la casa y el entorno en las diferentes estaciones del año (con los colores del otoño en septiembre, con nieve en diciembre, llena de flores y color en marzo, con un sol radiante en junio).

  • Una casa con historia

En nuestra web, podremos contar la historia de nuestra casa rural, del pueblo o del entorno en el que está ubicada. Casas que pertenecen a la familia desde hace generaciones o que fueron una antigua panadería o herrería y que conservan las huellas de sus antiguos moradores. Un toque romántico que nunca falla.

  • El estilo de tu web es el de tu casa rural

Lo que las plantillas y las fichas prediseñadas no pueden ofrecerte es plasmar el estilo de tu casa en tu propia web. Tú sabes cómo es tu alojamiento, qué detalles has cuidado más, de que estás más orgulloso. Y es esto lo que vas a querer reflejar en la página web, en el contenido y en las formas.

  • Información básica de un vistazo

Aunque pueda parecer que tenemos que dar mucha información, siempre es posible simplificarlo para hacer sencilla la búsqueda al visitante.

– ¿Qué ofrezco? Para esto utilizamos, sobre todo, las imágenes.

– ¿Dónde? Ubicación de la casa, mapa e indicaciones de cómo llegar.

– ¿Qué puedo esperar? Servicios, entorno, actividades…

– ¿A qué precio? Tarifas por temporada, claras y sencillas de entender, con lo que incluyen (sólo alojamiento, desayuno, 1 hora de spa…)

  • Call to action

La llamada a la acción es una de las herramientas de marketing más interesantes que nos brinda nuestra propia web. Podemos destacar una oferta o promoción concreta, la celebración de una fecha especial, un nuevo servicio o actividad, la cuidada decoración de las habitaciones o el apetecible aspecto que tiene el desayuno

  • Blog propio

Dado que no queremos inundar la página con un exceso de información, una solución sencilla, útil y eficaz es crear un blog. En él podremos escribir sobre la gastronomía de la zona, sobre rutas de senderismo, micología o actividades de aventura, entre otros muchos temas.

  • Motor de reservas integrado

Los formularios, registros y peticiones de disponibilidad por escrito están pasando a la historia –afortunadamente ya que son muy tediosos-. El usuario quiere ver, elegir y reservar. Es posible que incluso pague la estancia por adelantado.

El motor de reservas integrado es fundamental para obtener índices altos de conversión: cada visita es un cliente potencial y no podemos dejarlo escapar porque no tengamos el calendario actualizado o la posibilidad de reservar en tres sencillos clics del ratón.

Si en lugar de desarrollar nuestro motor de reservas queremos utilizar alguno ya existente, debemos tener en cuenta que el servicio suele tener un coste de entre 20 y 40€ mensuales.

  • Posicionamiento web (SEO)

Aunque algunos internautas nos buscarán por el nombre –gracias a las recomendaciones de otros viajeros-, muchos escribirán en el buscador de Google “casas rurales en X” o “alojamiento con encanto en Y”.

Hay que cuidar el posicionamiento de nuestra página desde las primeras líneas de código hasta el contenido de cada entrada del blog. En este sentido, es importante contar con un dominio propio.

  • Google Maps y Google MyBusiness

Ubica la web de tu casa rural en el universo Google dándola de alta en Google Maps y en Google MyBusiness. De esta manera, mejorarás tu posicionamiento SEO local. En el mapa aparecerá tu alojamiento señalado con una chincheta y podrás obtener recomendaciones y puntuaciones cinco estrellas de tus clientes.

  • Orientación a tu público

La ventaja fundamental que tiene una web propia es que tú decides qué enseñas y cómo lo muestras. Tú sabes quiénes son tus clientes, cómo dirigirte a ellos y qué es lo que más les gusta de tu casa.

  • Multi-idioma y otras funcionalidades

Aunque la mayor parte de nuestros clientes serán nacionales, cada vez es más frecuente que los turistas extranjeros se decanten por un alojamiento rural para pasar sus vacaciones. Por eso es importante que nuestra página sea multi-idioma.

Si queremos ofrecerle más a nuestro visitante, podemos insertar la información meteorológica actualizada, por ejemplo, o el calendario de fiestas y celebraciones de las poblaciones más cercanas.

  • Web responsive

Insistimos mucho sobre este aspecto porque cada día es más importante que nuestra web sea verdaderamente responsive. La navegación debe de ser rápida, sencilla e intuitiva tanto en el ordenador o portátil como en la tablet o el móvil.

Aunque tengamos nuestra propia página web, no debemos olvidarnos del resto de canales: portales de reservas rurales y redes sociales, especialmente Facebook e Instagram.

Tras la primera visita a nuestra casa rural, debemos de buscar la fidelización, que nuestros clientes hayan quedado tan encantados que quieran recomendarnos a amigos y desconocidos. Hoy en día, la reputación online es aún más importante que el boca-oreja, sobre todo para los pequeños negocios.

¿Tienes una idea para la web de tu alojamiento rural? ¿Quieres saber qué puedes ofrecer a través de tu propia página? ¿Tu web necesita un cambio de look? Nos gusta hacer las cosas bien y cuidamos con mimo los detalles. Solicita sin compromiso que te presentemos una propuesta a la altura de tu proyecto.
Déborah Jiménez Pereda

Comunicación efectiva para cocineros inexpertos, redacción impactante para grandes chefs
Más articulos >

Comentarios(0)

Dejanos un comentario