Loading...

Cómo dar el salto de la tienda física al comercio online

Portada / Blog / Desarrollo web / Cómo dar el salto de la tienda física al comercio online

Seguro que te lo has planteado alguna vez, alguien te ha aconsejado que lo hagas o has pensado que es una buena idea: duplicar tu negocio gracias a una tienda online. Ya tienes una tienda física así que sólo tienes que dar un paso más, un saltito a lo digital. Sin embargo, ese paso no es tan corto como lo pintan.

Si nunca has salido a correr, ¿te apuntarías a un maratón de 42 kilómetros? Es improbable. Pero, ¿y si faltan seis meses y te haces un calendario de entrenamiento diario que puedes asumir? Tendrás enfrente un reto y no un imposible. Sucede lo mismo con la apertura de una tienda online. Vamos a ver todo lo que necesitas para empezar.

  • El objetivo

Una tienda online funciona de forma diferente a un comercio físico pero ambos tienen en común un objetivo: vender. O, aún mejor, que nos compren, que el cliente venga a nosotros y quiera adquirir lo que le ofrecemos. Sea cual sea tu negocio, los productos y servicios que comercialices, siempre tienes que tener en cuenta qué ofreces, qué necesita y desea tu cliente: a quién le vendes qué.

  • Ten en cuenta el medio

No me cabe duda de que, antes de abrir tu negocio, le dedicaste mucho tiempo a los preparativos: proveedores, local, zona, decoración, stock, cartelería… Seguro que también le diste muchas vueltas a cual debía ser el nombre de la tienda.

Cuando empiezas a pensar en la versión ecommerce de tu tienda, parte de ese trabajo ya lo tienes hecho. Pero tienes que tener muy en cuenta que te estás moviendo en un medio diferente a la calle: el universo digital.

En este punto, es fundamental el diseño de la página web de tu negocio. La web de tu tienda online es tu local de ventas en Internet. Debe de cumplir todos los requisitos que tu cliente le pueda exigir:

    • Fácil de usar.
    • Diseño adaptado a todos los dispositivos (móviles, sobremesa, tablets).
    • La información más completa posible.
    • Fichas de producto: las fotografías son fundamentales.
    • Sin formularios tediosos.
    • Segura y fiable.
    • Diferentes métodos de pago.
    • Políticas claras de devolución de los productos.
    • Optimizada para buscadores (SEO).
  • Los costes bajo control

Tres son, principalmente, los costes asociados a una tienda online: stock, pedidos y mantenimiento de la web.

  • El almacenaje y disponibilidad de los productos.

Cuando tienes una tienda online, sueles informar a tus clientes de unos plazos de entrega. Evidentemente, es importante cumplir con estos plazos. Una de las ventajas que tiene disponer tanto de tienda física como online es que los clientes pueden hacer un pedido en línea y recogerlo en tu establecimiento.

  • Los costes de envío y portes de los pedidos.

Tendrás que mirar qué mensajería te ofrece el servicio de mayor calidad a un precio asequible. Muchos carritos de la compra online terminan siendo abandonados –no se convierten en venta- a causa de los excesivos costes de envío.

  • Mantenimiento web

El dominio y el alojamiento de la web tienen un coste anual que no suele ser muy elevado (entre 100 y 200€ para una página estándar). Puedes empezar con el plan básico (y económico) ya que, a medida que tu negocio vaya creciendo, podrás escalar y potenciar el servidor.

Si no tienes conocimientos técnicos de desarrollo, es conveniente que contrates el mantenimiento de tu sitio web. Con esta medida probablemente te ahorrarás más de un quebradero de cabeza.

También puede ser interesante contratar un servicio de marketing de contenidos y SEO (o hacer tú mismo esta labor) para nutrir de artículos un blog, para redactar y enviar newsletters, para hacer campañas de email marketing o para posicionar localmente tu web en buscadores (SEO local).

En futuros artículos, te contaremos qué beneficios (y desventajas) tiene emprender online y qué errores debes evitar cometer al poner en marcha tu ecommerce.

¿Ves ahora más cerca montar tu propia tienda online? Si todavía tienes dudas, pregúntanos sin compromiso, somos especialistas en el diseño web para pequeños negocios. Nos adaptamos a tus necesidades y recorremos contigo el camino que te separa del comercio online.
Déborah Jiménez Pereda

Comunicación efectiva para cocineros inexpertos, redacción impactante para grandes chefs
Más articulos >

Comentarios(0)

Dejanos un comentario